Christian Horner, amonestado por los comisarios tras criticar a la FIA

El jefe de Red Bull recibió un aviso tras la carrera después de criticar la sanción a Max Verstappen.

La polémica no baja su intensidad en la Fórmula 1. El previo a la carrera del Gran Premio de Qatar se vio marcado por la confirmación de la sanción de Max Verstappen. El líder del Mundial no respetó la doble bandera amarilla por el pinchazo de Pierre Gasly en clasificación y, tras admitir ante los comisarios que tenía conocimiento de la presencia del AlphaTauri en pista, fue sancionado con cinco posiciones de retraso en la parrilla de salida.

El hecho de salir en séptima plaza cabreó a Christian Horner. El director de la escudería Red Bull no dudó en criticar a los comisarios deportivos de la FIA ante la prensa por la sanción, e incluso les acusó de estar faltos de formación por cómo se desarrollaron los hechos.

En los micrófonos de Sky Sports UK comentó lo siguiente: “Creo que lo ocurrido fue sólo un comisario de pista pícaro que sacó una bandera y que no ha sido instruido por la FIA. Tienen que controlar a sus comisarios. Es tan simple como eso, porque es un golpe crucial en el Mundial para nosotros. Salimos séptimos en una pista en la que no se puede adelantar, eso es enorme«, afirmó preocupado por la carrera de Verstappen, aunque posteriormente el neerlandés pudo salvar la papeleta con una segunda posición tras una remontada prodigiosa a la que sumó el punto de la vuelta rápida.

«Creo que tienen que ser adultos los que tomen decisiones adultas. Creo que el director de carrera debería tener el control del circuito. Él es el ‘árbitro’ al final y, si no, cualquier comisario de pista puede decidir sacar una bandera amarilla. ¿Cómo funciona eso?”, añadió Horner, al considerar que un comisario sacó la bandera amarilla por decisión propia y no por orden de Michael Masi.

Fue al término de la carrera cuando la FIA tomó cartas en el asunto. Dirección de Carrera citó al británico por estas palabras al considerar que han causado “un daño moral o perjuicio a la FIA, a sus órganos, a sus miembros o a sus directivos, y más generalmente sobre el interés del deporte motor y sobre los valores defendidos por la Federación”, y por constituir “una infracción toda falta cometida contra los titulares de licencias, los funcionarios y los miembros del personal de la FIA”.

La decisión del órgano liderado por Michael Masi fue la de imponerle un warning, una amonestación o aviso que en principio no acarrea una mayor sanción hasta que no haya una mayor reincidencia. Con eso, tratan de calmar un poco los ánimos de cara a los dos Grandes Premios restantes, en Arabia Saudí y en Abu Dhabi, en los que se decidirá el título.

Tras conocer la sanción, Horner habló en los micrófonos de DAZN y, mucho más calmado, pidió disculpas a los comisarios por sus palabras: “Ha sido por un comentario que hice y que ha podido sentar mal, pero no era mi intención ofender a los comisarios. Ellos son vitales en este deporte y son voluntarios, y los necesitamos, hacen un gran trabajo». Además, el jefe de Red Bull aceptó participar en el Programa de Comisarios Internacionales organizado por la Federación Internacional a principios del próximo año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *