Fernández dice que no fue campeón por su equipo y Gardner le responde

Raúl Fernández, subcampeón de Moto2 y nuevo piloto de MotoGP con KTM-Tech3, sugiere que el equipo capitaneado por Aki Ajo ayudó a Remy Gadner a ser campeón, mientras que a él no le ayudaron tanto. El australiano le respondió.

El español terminó segundo el campeonato del mundo de Moto2 tras conseguir ocho victorias, 12 podios, siete pole position y sumar 307 puntos, una cifra con la que hubiera ganado siete de los 12 títulos disputados desde la aparición de la clase en el Mundial. Todo ello en su año de rookie.

A pesar de esas cifras vertiginosas, Raúl Fernández se quedó a cuatro puntos del campeonato, que ganó Remy Gardner con 311, cinco victorias y tres poles.

Motorsport.com pudo mantener una extensa entrevista en exclusiva con el piloto de 21 años que debutará en la clase mayor en 2022 y que este jueves y viernes afronta su primer test oficial de MotoGP en el Circuito de Jerez a los mandos de una RC16 del equipo KTM-Tech3.

Cuando se le recuerda a Fernández que se quedó a nada de ser campeón de Moto2 en su primera temporada y tercera completa en el Mundial, el piloto tuerce una mueca.

“El problema que tuvimos es que nadie nos supo guiar y por eso no tenemos la corona”, expone. “Está claro que no he sido el campeón, pero moralmente tengo en la cabeza que he conseguido algo que cuesta mucho. El problema que tuvimos es que todo mi equipo, y cuando me refiero a mi equipo hablo de mis mecánicos, que tuve mucha suerte de encontrar un grupo tan especial, no tenía experiencia y nadie nos supo guiar. Y por eso a día de hoy no tenemos la corona de campeones, pero moralmente se ha demostrado por resultado que soy el piloto más fuerte, con más victorias, poles, vueltas rápidas… Remy es el campeón, ha conseguido más puntos, pero realmente con la velocidad que teníamos y siendo un pez que nada contra la corriente, sinceramente me siento moralmente campeón. Lo que hemos hecho siendo todos nuevos y conociéndonos este año, es impresionante”.

En una entrevista servida por la comunicación del equipo Red Bull KTM Ajo, donde han corrido este año Fernández y Gardner, el australiano aseguraba que la clave de su título fue “la perseverancia y la inteligencia”. Cuando le preguntamos a Raúl si Remy fue más inteligente que él, medita un solo segundo antes de decir: “No”.

Entonces, la cuestión es qué hizo mejor el campeón para serlo.

“Es muy fácil de responder: me ha faltado una mano que nos guiara, una mano que nos diga, como a los niños pequeños antes de tropezar con una piedra, que tuviéramos cuidado. Una figura que nos guiara y nos abriera el camino, una figura que nos quisiera ayudar para poder ganar, no una figura que nos pusiera piedras y obstáculos para no conseguirlo. Eso fue la clave”.

“Es muy bonito hablar de que eres campeón, cuando llevas seis años en una categoría, diciendo que he sido más inteligente. No, no ha sido más inteligente, ha sido al que menos piedras le han puesto en el camino”.

Y Raúl responde con un seco “Sí” cuando le pedimos que nos aclare si esas piedras las puso su propio equipo. Algo que merece una explicación.

“Cada uno lo puede entender como quiera, pero nosotros lo sabemos. Sudor y lágrimas nos ha costado. A mitad de año hablamos y todos ellos (los mecánicos de su lado del box) lo estaban pasando muy mal, todos teníamos ganas de que acabara la temporada. Al final cada uno entiende lo que quiere y no voy a entrar en detalles de lo que ha pasado”.

“Estoy muy contento con el año que hemos hecho y cómo nos hemos entendido y luchado en el mismo barco todos (su lado del garaje), y aún poniéndonos esas piedras hemos sabido superarlas y ganar ocho carreras como rookie, algo que nadie había hecho”.

Los sentimientos de Raúl son fuertes y cuando explica lo que ha tenido que pasar a uno le vienen a la cabeza, en algunos momentos de la temporada, imágenes de TV desde el box del equipo Ajo, donde las caras eran diferentes en función de quién ganaba o se iba al suelo.

“Esa reflexión te puede orientar sobre lo que ha pasado. Cuando estábamos en Austin, en el podio celebrando mi victoria, había gente (en el box) que no le salían ni las palabras ni los aplausos”.

“Es difícil, porque cuando tú eres piloto y luchas por un sueño necesitas gente a tu lado que crea en ti de verdad, y que no te ponga piedras en el camino”.

Este jueves, Raúl se subirá a una KTM RC16 2022 de Tech3, sin que se haya anunciado oficialmente la firma del contrato con la casa austríaca.

“No lo sé, no sé si se ha firmado ese contrato y tampoco quiero saberlo. La verdad es que estoy muy contento, que KTM ha formado una gran familia y me gustaría estar aquí muchos años con ellos. Crecer con ellos desde la Rookies Cup y llegar a MotoGP es muy bonito”.

Unas palabras que dan a entender que KTM está al margen de esas ‘piedras’.

“Ha habido algunos momentos muy difíciles en mi año de Moto2, por culpa de gente que no creía en mí, me hicieron dudar bastante de la marca, pero al final vamos a ir con KTM en una misma dirección, remando todos juntos, y estoy muy motivado”, termina Raúl esta primera parte de la entrevista, que continuará.

Para Gardner los comentarios de Fernández son «tonterías»

Gardner fue preguntado este jueves en Jerez, tras la primera de las dos jornadas de pruebas previstas, por las palabras de Fernández y el australiano respondió a lo comentado por su vecino de box, que lo seguirá siendo el próximo ejercicio en el estreno de ambos en MotoGP, dentro del garaje del Tech3.

“¿Quién es el campeón? Él puede pensar lo que quiera, pero el equipo nos dio a ambos las mismas oportunidades, y el mejor de los dos ganó el título en la pista. No sé, desde mi punto de vista me parecen tonterías”, contestó Gardner a las preguntas de los periodistas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *