mar. Oct 22nd, 2019

James Hunt, el campeón más divertido

El inglés fue un piloto muy bueno en un período muy corto, después regresó a su nivel, luego se fue de la F1 al ya no haber posibilidad de ganar y divertirse, como recuerda nuestro HISTORIADOR EN JEFE, y terminó pagando joven sus excesos cuando ya estaba consolidado como un comentarista de respeto

Nacido el 29 de agosto de 1947, James Hunt nunca corrió karts competitivamente y su primera carrera en autos vino a los 18 años tras haber asistido semanas antes a una justa con sus amigos. Con habilidad natural para el deporte, pronto destacó y en 1968 pasó a la Fórmula Ford y con algunas victorias subió a la F3 en 1969. Su audacia, aunada a su impericia por la falta de kilometraje previo le provocaron varios accidentes espectaculares –siendo el más comentado, su choque en el giro final con Dave Morgan en Crystal Palace en octubre de 1970– que dieron pauta al apodo “Hunt, the Shunt”, o sea Hunt el Choque, con el que sus rivales se burlaban de su arrojo y se desquitaban de que en las fiestas posteriores a las carreras, James era el de más éxito entre el sexo opuesto, aunque en eso no había campeonato, mismo que hubiera ganado, sin duda.

Tras correr con éxito relativo en los campeonatos de la F3 Británica, March lo firmó para 1972 en su equipo oficial de F3, pero luego de cinco fechas, dos de las cuales no corrió, fue dado de baja y reemplazado por Jochen Mass. James se encontró con Lord Alexander Hesketh, quien patrocinaba una escuadra dirigida por Anthony “Bubbles” Horsley, hizo buena amistad con ellos y fue el elegido para manejar el auto.

Luego del cierre de 1972 y el inicio de 1973 sin tener resultados destacados en F2, convenció al aristócrata de comprar un March 731 (1973 de F1) e inscribirlo para el GP de Mónaco, razonando que si iban a estar entre los coleros, más valía estar en la cola de F1 que de F2 y divertirse un poco. Así inició su carrera espectacular:

Ante la sorpresa del resto del paddock que los consideraba unos aristócratas aburridos que querían ser pilotos, Hunt terminó noveno en su debut en Mónaco, ya que la parte técnica del equipo la dirigía el ingeniero Harvey Postlethwaite, quien mejoró el auto y lo hizo competitivo.

James tuvo actuaciones destacadas en Francia (sexto) y GB (cuarto), además de un podio en Holanda (tercero) y cerró con otro en EUA (segundo en Watkins Glen), dándole 14 puntos a March, cuyo equipo oficial no obtuvo ninguno y en la parrilla dejaron de reírse de Hesketh.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *