Nyck de Vries y Mercedes-EQ se quedaron con los títulos del Campeonato Mundial, y Nato consiguió su primera victoria en Berlín

Nyck de Vries vivió la final de la temporada 7 en Berlín como una montaña rusa y se convirtió en el campeón de pilotos del ABB FIA Formula E World Championship. La victoria de la ronda 15 quedó en manos de Norman Nato (ROKiT Venturi Racing), quien subió a la cima del podio por primera vez. Lo acompañaron el piloto de Nissan e.dams, Oliver Rowland, en segundo puesto, y Stoffel Vandoorne, en el último escalón del podio. Mercedes-EQ se llevó el título del Campeonato Mundial de equipos.

Antes de la ronda 15 del E-Prix BMW i de Berlín presentado por CBMM Niobium, los posibles candidatos al título eran 13 pilotos y cuatro realmente tenían posibilidades de ganarlo. Todo parecía que sería una final frenética y lo que vimos fue la cúspide de la Formula E.

Justo en la línea de largada, Mitch Evans (Jaguar Racing) protagonizó un increíble y angustiante momento. El neozelandés era uno de los favoritos hasta entonces para quedarse con el título por su increíble desempeño en la clasificación y porque el resto que tenía posibilidades no estaba dentro de los 10 primeros en la grilla de largada. Los pilotos que largaron detrás de él tuvieron que esquivarlo, pero Edo Mortara (ROKiT Venturi Racing), otro de los candidatos al título, se chocó fuerte con el Jaguar y los dos automóviles quedaron fuera de carrera. Por suerte, los pilotos salieron ilesos.

En ese momento, Jake Dennis (BMW i Andretti Motorsport) quedaba en una posición privilegiada con el líder de las puntuaciones, Nyck de Vries (Mercedes-EQ), que corría más atrás. Después de la bandera roja que flameó para retirar los automóviles del accidente, el pelotón regresó a la pista e, increíblemente, perdimos a otro candidato al título, ya que un bloqueo antes de la curva 1, dejó a Dennis fuera de juego porque el británico terminó contra la pared.

La primera posición del campeonato quedaba ahora en manos de De Vries y Mercedes-EQ analizaba sus posibilidades de ganar el campeonato de equipos mientras Vandoorne lideraba la carrera. En la primera ronda de activaciones del MODO ATAQUE, Nato lo hizo valer al pasar a Vandoorne en la vuelta 10. El belga pasó mucho más tarde por la zona de activación de los 35 kW de potencia adicional y esta estrategia lo dejó fuera de los seis mejores lugares.

La pelea por los puntos estuvo tensa y la situación de Mercedes con De Vries en zona de puntos, en el octavo lugar, era suficiente para llevarse el título. En una maniobra de adelantamiento, tres pilotos quedaron lado a lado. Uno era uno de los hombres de Porsche que quedó en el medio de De Vries y de Vandoorne. Hubo contacto, pero la dupla de Mercedes pudo salir ilesa del incidente.

Nato se alejó del resto, pero volvió a perder la ventaja debido a una segunda aparición del MINI Electric Pacesetter cuando Antonio Felix da Costa recibió un toque de Lucas di Grassi en la horquilla y quedó fuera de juego, lo que confirmaba que el portugués tendría que entregar la corona. El piloto de Venturi se quedó con la victoria. Rowland llegó en segundo lugar y Vandoorne, tercero. 

Andre Lotterer pasó la bandera a cuadros cuarto, delante del piloto de Mahindra Racing, Alex Sims, de Pascal Wehrlein y de Sam Bird, que había largado en el puesto 22 y terminó séptimo intentando hacer lo mejor para sumar puntos para Jaguar en el Campeonato Mundial de equipos, una clara señal de que, con un poco más de suerte, el británico hubiera estado entre los candidatos al título este fin de semana.

De Vries, con marcas de combate, llegó octavo, delante de Rene Rast (Audi Sport ABT Schaeffler), quien se quedó con otra vuelta rápida de TAG Heuer y pudo sumar ese punto porque quedó en zona de puntos, a pesar de haber largado en el puesto 19.

Con todo esto, De Vries se quedó con el primer título del Campeonato Mundial de pilotos de la Formula E, Mortara quedó segundo y Dennis, tercero. Junto con el lugar en el podio que consiguió Vandoorne, Mercedes-EQ se quedó con el título del Campeonato Mundial de equipos. Jaguar Racing quedó segundo y DS TECHEETAH, tercero.

La reacción del campeón del mundo

«No tengo palabras», dijo De Vries emocionado. «Lamento ponerme un poco emocional. Fue una temporada muy difícil, con buenos y malos momentos. Todo se resumió a la última carrera. Nos pone contentos saber que todos están bien después de la largada, pero hicimos una carrera increíble. En ocasiones, me sentí como un objetivo y yo solo quería conseguir la victoria cuando supe que todo estaba bien».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *