Se impone en el Gran Premio de Yucatán de F4

publicado en: Minuto a Minuto, Noticias | 0

¡Claro que volveremos!

Esa frase de Flavio Abed, el hombre fuerte del Campeonato Nacional Nacam de Fórmula Cuatro, hizo pensar que en la siguientes temporada de la máxima categoría del automovilismo deportivo en el país regresará al Autódromo Yucatán “Emerson Fittipaldi”, que a lo largo de dos días albergó con éxito la competencia.

Lo mismo dijeron dos de los pilotos clave de este serial: el brasileño Igor Fraga y el mexicano Moisés de la Vara, los grandes ganadores de un fin de semana intenso en el recinto de Paraíso, comisaría progreseña que ayer vivió una jornada intensa, larga, de cambios de clima, pero productiva en eso de las posibilidades de ver a las posibles estrellas del futuro.

De la Vara ganó la carrera que abrió la sesión, venciendo casi en final de fotografía a Fraga (cinco décimas de segundo fue la diferencia) y con esa victoria dio más solidez a su ventaja en la cima de los conductores en el Nacam F4.

En la tercera carrera, Fraga tuvo una intensa batalla al inicio, pero se afianzó pronto y se fue 3 segundos por delante de Michael Santos y seis sobre De la Vara.

Eso, con todo y que, como dijo Fraga, “el coche no estuvo tan rápido como lo esperaba”.

Fraga bañó con champaña a sus compañeros de podio tras la entrega de los trofeos y se veía emocionado “porque uno cuando sale a la pista piensa en ganar, pero depende de una máquina”.

Se dijo contento por sus dos victorias en la semana y por ir a lo alto del podio en la ceremonia, en la que el que escribe fue encargado de premiar la primera carrera en representación del Diario y Grupo Megamedia.

La jornada final del Gran Premio de Yucatán emocionó a los asistentes, que poblaron casi tres cuartos del aforo.

La lluvia matutina quizá espantó el deseo de muchos de ir a escuchar el rugido de los motores, en un trazado que ya es visto como más que una joya del automovilismo mexicano.

Entre jarana, amenidades de los patrocinadores y el espectáculo de Motpaka con sus acrobacias, y los potenciales herederos de las glorias de este deporte, se bajó el telón.

La ilusión es que regrese el show a nuestras tierras. Merece la pena.— Gaspar Silveira Malaver

Dejar una opinión